«Noche de reyes» de W. Shakespeare

Este es un falso monólogo construido a partir de varios parlamentos en el que Viola (disfrazada de paje) habla a Olivia de la fuerza del amor. Como ejercicio sirve igual para un actor que para una actriz.

VIOLA.- Sois de natural orgullosa. Pero aunque fuerais el mismo diablo seguiríais siendo bella. Mi amo y señor os ama y un amor así debería encontrar recompensa aunque estuvierais coronada como la más bella del universo. Se consagra a vos con abundantes lágrimas, truena como un rayo enamorado... y se abrasa en suspiros. (Pausa) Si yo fuera mi señor y os amara con su mismo fuego, si fuera mi sufrimiento tan grande y mi vida tan mortal... yo no entendería vuestro desdén; no lo comprendería. Haría con sauces una cabaña a vuestra puerta y clamaría hasta que mi alma penetrara vuestra casa. Escribiría serenatas de amor desdeñado y las cantaría en medio de la noche oscura. Buscaría vuestro nombre en el eco de los montes hasta que el viento, balbuceante, charlatán, dijera más y más fuerte: "¡Oliviaaaaa!" y no tendrúiais reposo, os lo aseguro, atrapada entre tierra y viento, hasta que os compadeciérais de mí.